Smith, Carlos y Berry exigen permitir protestas en Olímpicos

ARCHIVO - En esta foto del 17 de octubre de 2018, John Carlos (izquierda) y Tommie Smith posan frente a la estatua que los muestra con el puño en alto, la señal de protesta que hicieron en el podio de los Juegos Olímpicos de México 1968. La estatua se encuentra en el campus de la Universidad Estatal de San José, California (AP Foto/Tony Avelar, archivo)
ARCHIVO - En esta foto del 17 de octubre de 2018, John Carlos (izquierda) y Tommie Smith posan frente a la estatua que los muestra con el puño en alto, la señal de protesta que hicieron en el podio de los Juegos Olímpicos de México 1968. La estatua se encuentra en el campus de la Universidad Estatal de San José, California (AP Foto/Tony Avelar, archivo)Tony Avelar/AP

TOKIO (AP) — Tommie Smith, John Carlos y Gwen Berry figuran entre más de 150 deportistas, educadores y activistas que firmaron el jueves una carta para instar a que el Comité Olímpico Internacional no castigue a los competidores que realicen algún tipo de protesta durante los Juegos de Tokio.

La carta de cinco páginas, publicada en la víspera de la inauguración de los Olímpicos, pide que el COI deje de sancionar a los deportistas que se arrodillen o levanten un puño. Ese último gesto fue precisamente el que realizaron Smith y Carlos en el podio durante los Juegos Olímpicos de 1968 en Ciudad de México.

Berry, la lanzadora de martillo que desató buena parte de este debate, ha dicho que pretende aprovechar su plataforma olímpica para llamar la atención sobre la inequidad racial en Estados Unidos. El mes pasado, parada en el podio, le dio la espalda a la bandera estadounidense mientras se interpretaba el himno nacional, durante las eliminatorias preolímpicas.

El COI ha hecho modificaciones a la Regla 50 que prohíbe las manifestaciones políticas en los Juegos. Ha indicado que las permitirá siempre y cuando ocurran antes de una competición.

El miércoles, los integrantes de cinco equipos de fútbol pusieron una rodilla en tierra antes de los partidos que pusieron en marcha la actividad olímpica en este deporte.

Sin embargo, el COI no levantó la prohibición de las protestas en el podio de medallistas. Ha indicado que la decisión sobre un castigo corresponde a la federación de cada deporte.

“No creemos que los cambios realizados reflejen un compromiso con la libertad de expresión como un derecho humano fundamental ni con la búsqueda de la justicia racial y social en el deporte”, señala la carta publicada en el sitio Web del Centro Muhammad Ali y firmada por su hija Laila, cuatro veces campeona de boxeo.

La misiva critica la postura tradicional del COI, acerca de que los Juegos Olímpicos deben mantener la neutralidad.

“La neutralidad nunca es neutral”, argumentaron. “Permanecer neutral significa permanecer en silencio, y guardar silencio significa apoyar la injusticia actual”.

Asimismo, la carta hizo mención de un sondeo aplicado por la comisión de deportistas del COI. La encuesta entre deportistas encontró un apoyo amplio a la Regla 50, y la comisión mencionó que estos resultados constituyen uno de los motivos principales para recomendar que la regla se mantenga intacta.

“El reporte no proporciona información demográfica sobre razas o grupos étnicos ni acerca del instrumento de investigación usado, o de los pasos dados para reforzar la validez y fiabilidad de los datos”, recalca la carta.