SAO PAULO (AP) — La policía brasileña arrestó al ex directivo de la empresa empacadora de carne más grande del mundo, cuyo testimonio fue clave en el proceso de corrupción contra el presidente.

El ex directivo de JBS Joesley Batista fue arrestado el viernes, así como Ricardo Saud, un ex ejecutivo de la empresa matriz de JBS, informó la empresa de relaciones públicas GBR que representa a la empacadora.

Antonio Andrade, vicegobernador del estado de Minas Gerias y ex ministro de agricultura, también fue arrestado, informó su oficina de prensa.

La policía dijo en un comunicado que los arrestos son parte de una investigación por corrupción entre los años 2014 y 2015 en donde los ejecutivos pagaban sobornos a servidores públicos y políticos vinculados con el Ministerio de Agricultura a cambio de decisiones favorables y regulaciones que ayudaban a JBS a eliminar a la competencia. La policía dijo que hay evidencia de que algunos inculpados intentaron desviar la investigación aunque se creía que aparentemente cooperaban.

La policía dijo que había arrestado a otras 16 personas el viernes y todavía buscan a tres más. También ejecutaban varias órdenes de registro.

JBS es una de las compañías al centro de la investigación, conocida como operación Autolavado, que ha revelado sobornos de compañías a políticos para asegurar favores políticos y contratos públicos. Varios ejecutivos de JBS testificaron que la compañía pagó sobornos a cambio de un acuerdo de culpabilidad, incluida la entrega de evidencia que enfatizó el involucramiento del presidente Michel Temer. Temer niega haber hecho algo ilegal y en dos ocasiones el Congreso votó en contra de enjuiciarlo mientras esté en el poder.

Sin embargo, la fiscalía luego acusó a Batista de negarse a dar información y revocó el acuerdo.

“Joesley Batista es colaborador del sistema de justicia”, dijo su abogado Andre Callegari en un comunicado. “Por lo tanto, la orden para su arresto causa desconcierto en el contexto de una investigación en donde ya ha dado más de un testimonio como un testigo colaborador y entregado innumerables documentos que lo corroboran”.

En su comunicado, la oficina de prensa de Andrade dijo que él había cooperado con la policía y sus abogados responderían una vez que revisaran los detalles de la investigación. Los representantes de Saud no respondieron de momento la petición de comentario.