SAN SALVADOR, El Salvador (AP) — La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen se reunió el viernes con el presidente Salvador Sánchez Cerén, con quien abordó temas políticos y de comercio en el marco de una gira por cuatro países de Centroamérica que tenía como objetivo principal reforzar los lazos con sus aliados diplomáticos.

En su visita por la región —Honduras, Nicaragua, Honduras y El Salvador— Tsai dijo que llegaba con "un espíritu solidario y de mutuo beneficio" y para ello se hizo acompañar por un buen número de figuras empresariales de su país dispuestos a abrir nuevas oportunidades industriales y de cooperación comercial.

Taiwán es uno de los grandes cooperantes de estos países centroamericanos. Entre 2012 y 2015, El Salvador recibió de Taiwán 71,9 millones de dólares en cooperación no reembolsable.

"Esta es la diplomacia del dólar", afirmó en analista Roberto Cañas, quien aseguró Tsai llegaba para asegurar los votos. "Es la lógica, buscar las libertades a partir de la diplomacia del dólar taiwanés".

Cañas aprovechó para criticar a los gobiernos del exguerrillero Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), en el poder desde el 2009, porque en campaña electoral su candidato presidencial Mauricio Funes, que gobernó el país de 2009 a 2014, prometió abrir relaciones diplomáticas con Cuba y China Continental, pero al final sólo lo hizo con Cuba.

El analista y académico agregó: "ahora que la globalización ha muerto, que viene un gobierno estadounidense proteccionista, es cuando se debe buscar diversificar los mercados. Hoy más que nunca, las relaciones con China Continental son fundamentales".

Sin embargo, también recordó que han existido varios casos de corrupción con dinero taiwanés y varios políticos centroamericanos están presos por ello.

El caso más reciente de corrupción con dinero de Taiwán involucró al fallecido expresidente salvadoreño Francisco Flores (1999-2004), quien murió cuando esperaba ser procesado por el desvío de 15 millones de dólares que llegaron al país para ayudar a los damnificados de los terremotos de 2001. Gran parte de ese monto fue a parar a las cuentas del partido de derecha Alianza Republicana Nacionalista (Arena), que lo llevó al poder.

Al concluir la reunión privada con el presidente salvadoreño durante su visita por el país, Tsai dijo: "el intercambio de ideas que mantuve con su excelencia sobre nuestra política de Estado fue altamente fructífero" y que esperaba tener más oportunidades de reunirse con él para tratar temas como desarrollo y democracia.

"Una profunda amistad une a Taiwán y El Salvador y reitera que en adelante continuaremos consagrados al intercambio y cooperación entre nuestros pueblos y gobiernos. Fomentaremos el comercio y las inversiones bilaterales para que nuestra gente sea la beneficiaria de este vínculo solidario y de mutuo beneficio", agregó.

En el acto solemne en Casa Presidencial, el mandatario salvadoreño condecoró a su homóloga de Taiwán con la Orden Nacional "José Matías Delgado" en Grado Gran Cruz Placa de Oro, la máxima distinción que entrega el Estado de El Salvador.

Antes de partir hacia San Francisco, Estados Unidos, su última escala de la gira, la presidenta Tsai visitará la sede del Sistema de Integración Económica (SICA) para poder conocer de cerca los resultados de los programas de cooperación en los que Taiwán participa dentro del marco de este organismo regional.