BARCELONA (AP) — Luis Suárez anotó un doblete para alcanzar en la tabla de goleadores a Lionel Messi, quien también marcó en la paliza por 5-0 del Barcelona a Las Palmas el sábado, y permitió al cuadro azulgrana recuperar transitoriamente la segunda plaza en la liga española.

El Barsa acumula 38 puntos en el campeonato por los 40 que suma el líder Real Madrid, quien visita el domingo al Sevilla, actual tercero con 36 unidades y posibilidad de recuperar la condición de escolta en caso de victoria local.

Los madridistas tienen también otro partido pendiente, correspondiente a la 16ta fecha contra el Valencia, aplazado en diciembre por la disputa del Mundial de Clubes.

Cuarto con 34 puntos marcha el Atlético de Madrid, tras vencer también en la tarde al Betis por 1-0 con gol del argentino Nicolás Gaitán.

El uruguayo Suárez abrió la cuenta del triunfo barcelonista a los 14 minutos y repitió a los 57 para quedar con 14 dianas en el torneo, las mimas que cuenta el argentino Messi tras 18 fechas y su propio tanto a los 52.

"Teníamos que ganar. La victoria es una forma de demostrar que seguimos prendidos allí arriba", declaró Suárez, quien aprovechó para mandar un mensaje de calma respecto a la anhelada renovación contractual de Messi. "El club sabe lo que quiere Leo, y él está muy tranquilo".

Arda Turan (59) y Aleix Vidal (80), sorprendentes titulares en lugar del brasileño Neymar y el canterano Sergi Roberto, completaron la fiesta ante Las Palmas, que marcha octavo con 24 puntos.

Fue el segundo triunfo seguido del equipo azulgrana que, tras haberse distanciado del Madrid en la liga, pudo vencer el miércoles por 3-1 al Athletic de Bilbao en la Copa del Rey para remontar la eliminatoria y clasificar a los cuartos de final.

Precisamente el Athletic no pasó de un empate sin goles ante el Leganés anteriormente en la jornada, quedando séptimo, a una unidad de los puestos europeos. Leganés marcha cinco puntos encima de la zona de descenso.

Tras encajar tres goles ante Las Palmas en la copa y en su propio estadio, el Atlético dejo invicto su arco ante el 14to Betis, y sacó rentabilidad máxima del único tanto de Gaitán (8). En buen momento de forma, el argentino enganchó en el segundo poste un centro que desvió la defensa visitante, y permitió al cuadro dirigido por su compatriota Diego Simeone alejarse en tres puntos del quinto Villarreal, que solo logró empatar sin goles en cancha del Deportivo La Coruña, actual 15to.

"Los resultados son lo único que importa. El trabajo de Gaitán lo devolvió al sitio como futbolista. Sigue creciendo", expuso Simeone.

Con numerosos cambios en el once titular ante Las Palmas, el Barsa buscó con insistencia a Messi en la primera mitad, que contó con media docena de oportunidades de gol claras para el bando local.

La primera la embocó Suárez con un disparo potente de primeras, tras dar un paso atrás en el área y enganchar el centro raso de André Gomes, habilitado a su vez por Vidal en banda derecha.

Gomes protagonizó a partir de entonces un par de arribos peligrosos, encontrando primero el cuerpo de Javi Varas tras pase de Suárez, luego el lamento de la grada al controlar un globo de Sergio Busquets, recortar, y rematar por encima del travesaño.

Sin apenas noticias ofensivas de Las Palmas, Messi apareció y rebañó un rechace del arquero a tiro de Turan, para proceder a recortar tres rivales y soltar un centro que no alcanzó Rafinha en boca de gol.

El argentino lo intentó también a balón parado, forzando una buena mano de Varas, quien luego saldría airoso de un duelo con "La Pulga", tenaz en el robo al central Pedro Tana en territorio prohibido.

La cuarta fue la vencida para Messi, instintivo recolector de un tibio rechace del arquero en cruce de Rafinha, quien luego facilitó también el tercero a Suárez, capaz de recibir en el área y soltar una rosca junto al poste más lejano.

Encarrilado el partido, el uruguayo buscó situarse máximo goleador en escapada originada por Messi y, aunque su tiro elevado lo pudo tapar Varas, la pelota cayó cerca de Turan para que el turco encontrara la red y la celebración por tercera vez en el campeonato.

Hubo festejo para casi todos en el bando local, incluido el prácticamente inédito Vidal, quien cerró el festín con una definición rasa tras cruce de Paco Alcácer, relevo de Suárez en el tramo final.

"El trabajo defensivo ha sido maravilloso. Una de las mejores actuaciones desde que estoy aquí", se congratuló el técnico, Luis Enrique.